Reciba ayuda inmediata
Texto: A A A

Para amigos y familiares

Todos pueden sufrir problemas de salud mental. Los amigos y los familiares pueden ayudar enormemente durante el proceso de recuperación de una persona.

Brindar apoyo a un amigo o familiar con problemas de salud mental

Usted puede ayudar a su amigo o familiar al reconocer las señales de los problemas de salud mental y procurarle ayuda profesional. 

Hablar con sus amigos y familiares sobre los problemas de salud mental puede representar una oportunidad para proporcionar información, ofrecer asistencia y guiarlos. Aprender acerca de los problemas de salud mental puede contribuir a:

  • Mejorar el reconocimiento de los primeros síntomas de los problemas de salud mental
  • Obtener tratamiento temprano
  • Lograr una mayor comprensión y compasión

Si un amigo o familiar exhibe síntomas de tener un problema de salud mental o le pide ayuda, ofrezca su apoyo de la siguiente manera:

Video relacionado

Si tiene, o cree tener, un problema de salud mental, puede ser útil hablar de ello con otras personas. John Saunders, periodista deportivo, comparte una historia personal de esperanza y recuperación de los problemas de salud mental.

  • Averigüe si la persona recibe la asistencia que necesita y desea; en caso contrario, comuníquese con ella para ayudarla
  • Manifieste su preocupación y apoyo
  • Recuerde a su amigo o familiar que tiene asistencia a su disposición y que los problemas de salud mental pueden ser tratados
  • Haga preguntas, escuche ideas y demuestre interés cuando se trate el tema de los problemas de salud mental
  • Tranquilice a su amigo o familiar recordándole que usted se preocupa por él
  • Ofrezca ayuda a su amigo o familiar en las tareas diarias
  • Incluya a su amigo o familiar en sus planes; siga invitándolo pero sin avasallar, incluso si la persona rechaza sus invitaciones
  • Eduque a otros para que comprendan la información sobre los problemas de salud mental y no discriminen
  • Trate a las personas con problemas de salud mental con respeto, compasión y empatía

Cómo hablar de salud mental

¿Necesita ayuda para empezar una conversación sobre el tema de la salud mental? Intente con estas preguntas y asegúrese de escuchar atentamente la respuesta de su amigo o familiar.

  • Estoy preocupado por ti. ¿Quieres hablar sobre lo que te sucede? Si no, ¿con quién te sientes cómodo para hablarlo?
  • ¿Qué puedo hacer para ayudarte a hablar sobre tus problemas con tus padres o con otra persona que sea responsable y se preocupe por ti?
  • ¿Puedo ayudarte en algo más? 
  • Me preocupo y quiero escucharte. ¿Hay algo que quieras contarme sobre lo que estás sintiendo?
  • ¿Quién o qué te ayudó a resolver problemas similares en el pasado?
  • A veces ayuda hablar con alguien que tuvo que lidiar con tu msimo problema. ¿Conoces otras personas que hayan experimentado estos problemas y con quienes puedas hablar?
  • Me parece que estás atravesando por un momento difícil. ¿Cómo puedo ayudarte a buscar asistencia?
  • ¿Cómo puedo ayudarte a buscar más información sobre los problemas de salud mental?
  • Me preocupa tu seguridad. ¿Has pensado en lastimarte o dañar a otros? 

Al hablar sobre problemas de salud mental:

  • Sepa cómo conseguir ayuda para estas personas
  • Comuníquese con sinceridad
  • Hable en un tono adecuado para la edad y el nivel de desarrollo de la persona (los niños en edad preescolar necesitan menos detalles en comparación con los adolescentes)
  • Trate el tema cuándo y dónde la persona se sienta segura y cómoda
  • Observe las reacciones durante la conversación y hable más despacio o repita lo que dice si ve a la persona confundida o alterada
Video relacionado

Glenn Close habla sobre la experiencia de su familia con problemas de salud mental y la importancia de hablar e informarse acerca de los problemas de salud mental. "Desafío a todas las familias estadounidenses a dejar de susurrar y ocultar las enfermedades mentales", agregó.

En ocasiones es de utilidad hacer una comparación con una enfermedad física. Por ejemplo, muchas personas contraen un resfriado o influenza, pero pocas son las que en verdad se enferman con algo grave como la neumonía. Generalmente, las personas con un resfriado pueden llevar a cabo sus actividades habituales. No obstante, si contraen neumonía, deberán tomar medicamentos y es posible que deban ir al hospital.

Del mismo modo, es común que mucha gente sienta tristeza, ansiedad, preocupación o irritabilidad, o bien que tenga problemas para dormir. Cuando estos sentimientos se vuelven muy intensos, duran por un período de tiempo prolongado y comienzan a interferir con la escuela, el trabajo y las relaciones, es posible que sean una señal de un problema de salud mental. Y así como otras personas necesitan tomar medicamentos y recibir ayuda profesional en caso de tener una afección física, quien padece de un problema de salud mental es posible que también deba tomar un medicamento y/o participar de una terapia para sentirse mejor.

Obtener ayuda para un amigo o familiar

Busque asistencia de inmediato si considera que su amigo o familiar corre peligro de dañarse a sí mismo. Puede llamar a una línea de asistencia para casos de crisis o a la Línea Nacional de Prevención del Suicidio al 1.800.273.TALK (8255).

Si cree que su amigo o familiar necesita servicios comunitarios de salud mental, puede buscar ayuda en su área.

<